Jardines del Palacio Real de Aranjuez

Una de las cosas que mas me gusta hacer cuando la rutina me invade es pasear. Procuro ir por sitios diversos y no suelo repetir. Los jardines del Palacio Real de Aranjuez reunen todas las condiciones necesarias para evadirse y disfrutar de un buen paseo.

El Palacio Real de Aranjuez y sus jardines

20140817_123102

Pocos parajes invitan tanto a perderse como los parterres reales. Son un laberinto de calles, caminos, pasadizos y rincones preciosos. Podría decirse que al caminar por ellos se puede sentir la magia que desprende cada uno de sus rincones. Un lugar lleno de historia que otorgará un placer a la vista fuera de lo común para todo aquel que los visite.

Además, dada la extensión del lugar, puedes llegar a pederte literalmente. El laberinto de senderos y caminos por los que caminar es inmenso y está lleno de sombras.

20140817_124730

Es muy probable que durante la ruta a pie encuentres a unos admirables pavos reales que campan a sus anchas por el terreno. A eso hay que sumarle diferentes especies animales que deambulan sin miedo alguno entre los transeúntes. Haciendo gala de su presencia en tan noble y real lugar.

Recomendaciones para visitar los jardines del Palacio Real de Aranjuez

20140817_121435

Mi consejo es que os toméis una mañana libre y con previsible buen tiempo para disfrutar en solitario, o acompañado, de unas magníficas vistas en este paraje rebosante de mística. Allí se respira historia por los cuatro costados y entre otros muchos atractivos, es una actividad que ofrece una de las mejores razones que se pueden encontrar en los tiempos que corren: ES GRATIS.

De esta manera y al módico precio de «cero euros» podréis visitar un sitio agradable, con una innumerable colección de plantas, flores, árboles, estatuas, fuentes y una fantástica zona bañada por el río que separa el Palacio de los mismos jardines.

Para terminar o mejor dicho, si queréis pegaros un buen baño de historia, aprovechad otro día, o un par de ellos, para visitar el Palacio, si no lo habéis hecho ya; La pega de esto, como todo lo que tiene valor histórico en este país, es que vale dinero. Estoy totalmente en contra de pagar por ver historia, creo que nuestros antepasados nos la dejaron en herencia para nuestro disfrute, observación y aprendizaje,

Puedo entender que todo conlleva un mantenimiento y en eso también tenemos nuestra parte de responsabilidad. Eso si, esto no tiene que valer para que unos cuantos se lucren gracias a ello.

Visita Aranjuez

20140817_123440

Aprovecho también para invitaros a pasear por Aranjuez, una localidad que todavía desprende el olor que desprendían los carruajes reales al circular sobre sus suelos de adoquín y la herencia de las gentes que allí trabajaron sus tierras y las dieron servicio.

Sed felices 😉

Deja un comentario