El verano ya está aquí

Fanáticos del pantalón corto y la chancla, ha llegado vuestro momento. El verano con todos sus pros y sus contras vuelve un año más y esta vez tampoco va a reparar en si os gusta mucho o no. Es lo que tiene el planeta, un día te manda un solazo, al siguiente a Filomena y si se tercia te mete una pandemia entre pecho y espalda. Cosas de la naturaleza, oigan.



Verano fresquito o caluroso

Se acercan esas interesantes charlas de terraza de bar o de banco de parque, en las que unos están a favor de un verano abrasador o de pasarlo en un monte nevado. Y es que no se puede estar de acuerdo en todo, porque después del «navidades si, navidades no» este será probalemente el debate más absurdo que exista.

Ya lo estoy viendo. Ese amigo al que cuando llega junio se le impregna la cara con una sonrisa y no espera ni a que haga calor para ser el primero en aparecer con las bermudas de flores y las chanclas de brasil. Que tienes que decirle «Joder Josete, que están cayendo chuzos de punta y tienes los labios morados».

Pero aquí no hay termino medio, con el verano se está o no se está. Y contra Josete, aparece Damián, natural de Cangas y más asturiano que la sidra. El pobre en cuanto sube el termómetro por encima de los 16°C, está poniendo cara de «Aquí os vais a quedar todos, que yo tiro para el norte en cuanto alguien diga la palabra vacaciones».



¿Y ahora qué hacemos?

Si de algo disfrutamos en España, es de horas de sol. Para nosotros el verano es una estación más, pero para la gente de la Europa más septentrional, tener 3 meses de sol seguidos y poder bañarte con un pantaloncito corto o un bikini, es poco menos que asistir de corrido a un parque temático.

Por lo menos ya no es como en los años 80, que las ciudades del interior del país se quedaban desoladas con los comercios cubiertos por aquel patético cartel de «cerrado por vacaciones». Echando la vista atrás, he visto decorados en Madrid con menos gente que en The Walking Dead. A los más jóvenes os diré que en aquellos años, durante el agosto madrileño, hasta se podía aparcar en el centro.

Verano para disfrutar

Y tras elegir destino o seleccionar el plan adecuado, de lo que si debemos asegurarnos en este verano de 2021 es que vamos a disfrutar. Porque nos lo hemos ganado. Llevamos un par de años muy jodidos y aunque ya vemos la luz al final del tunel, la lotería de los buenos y los malos momentos sigue haciendo rodar el bombo y debemos estar preparados para recibir el premio.

La vida nos ha dado una pequeña lección a todos y nos ha hecho saber que el tiempo está para disfrutarlo, solo o en compañía, pero para saborear bien todo aquello que nos gusta. Así que ya saben, sea en la playa o en la montaña, con los niños o con los amigos, en soledad o bien acompañado, aprovechen el verano de 2021, porque vendrán otros, pero este seguro que ya no vuelve.

Sed felices 😉

2 comentarios

  1. Es mi estación preferida del año. Lo que me jode es que en verano, las playas se convierten en los mayores cagaderos y urinarios del mundo. Odio a esa pandilla de guarros y guarras que ensucian los mares en verano.

Deja un comentario