Juegos educativos para niños

Los padres vivimos en una especie de cuerda floja permanente, en la que siempre tratamos de descubrir cuales serán los mejores juegos educativos para niños y en qué debemos fijarnos a la hora de escogerlos.

Aunque suene a topicazo, lo cierto es que cada niño es un mundo completamente diferente. Los métodos empleados para despertar su atención y activar su creatividad o sus aptitudes, son múltiples, y a los papás solo nos queda la opción de probar, deshechar y, en muchos casos, admitir que los gustos de nuestros pequeños son indescifrables y habitualmente, diferentes a los nuestros.



¿En qué debo fijarme a la hora de elegir un juego educativo?

Sin ser un profesional en la materia, esto debe quedar bien claro, tan solo puedo aportar mi experiencia como padre, que dicho sea de paso, no es moco de pavo. Pero el factor principal que unos padres deben aportar para la elección de un juego educativo es su propio instinto.

¡Vaya descubrimiento! Si, ya lo sé, no he descubierto la pólvora. Pero antes de que os estrujéis el cerebro haciendo conjeturas sobre aquellos detalles técnicos que favorecerán el progreso educativo de vuestro hijo, os voy a hacer un favor de los grandes. Fiaros de vuestros instintos.

En muchas ocasiones vais a fallar, y elegiréis para vuestros retoños el «juego ideal» con el que despertar el Premio Nobel que llevan dentro, todo para que al final acaben jugando con la caja y el envoltorio del regalo.



6 juegos educativos para niños

Para entregaros varias opciones reales, he seleccionado algunos juegos de los que me han parecido más atractivos en Amazon. Espero que os gusten, de lo contrario tan solo deseo que vuestros hijos acaben jugando con la caja.

Runmikub Junior

Si buscas que tu pequeño estimule sus habilidades matemáticas y la agudeza visual, esta es la partida ideal para compartir con ellos.

La version junior de este juego ya está aquí. Si resulta tan entretenido como la edición para adultos, el éxito está asegurado.

Atlas magnético. Descubriendo el mundo de los pequeños viajeros

Papá y mamá han de ponerse la mochila para comenzar esta fascinante aventura con sus hijos. Si sois almas libres que desean conocer el planeta en familia, debéis utilizar este atlas para que vuestros pequeños geógrafos comiencen a situarse alrededor del planeta.

Una forma estupenda de situar cada lugar mediante los imanes y un método divertido con el que adquieren información de cada rincón del mundo.

Aprendiendo las letras en positivo

Aunque quién les escribe piensa que este título es una redundancia, lo cierto es que este tipo de juegos debe formar parte principal en el proceso educativo de cualquier niño.

Aprender las letras es algo tan fundamental que conseguir hacerlo mientras infundes respeto y educación es todo un logro por muy fácil que parezca.

Green Science. El juguete de ecológico

¿Papás ecológicos? Ha llegado el juego ideal para compartir en familia. Este juguete fabricado con cero plástico es un buen método de aportarle a vuestros pequeños los valores fundamentales para cuidar del medio ambiente.

Cultivar plantas, fabricar hornos solares y lanzar cohetes reciclados, forman parte de las interesantes actividades que nos ofrece.

Mamut, explorador de dinosaurios

Los pequeños arqueólogos y antropólogos están de enhorabuena. Un sofisticado equipo de trabajo con todo el material necesario puede ponerse a su disposición.

Las 17 piezas que esconde el bloque de excavación podrán ser exploradas con las herramientas que también les proporcina el juego. Toda una aventura que activará las aptitudes más agudas de nuestros pequeños exploradores.

Cazamonstruos. Agilidad visual y rapidez

Una buena manera de potenciar las habilidades físicas de los niños es trabajándolas mediante este tipo de juegos. Reforzarán su agilidad visual y la rapidez de sus reflejos.

Además, la velocidad a la que se desarrollan las partidas fomentará la diversión entre todos los participantes.

Lo más importante de los juegos educativos para niños

Antes de terminar quiero hacer una reseña fundamental de lo que a mi entender, me parece el aspecto más importante de todo esto.

Aunque su educación como personas y sobre todo como niños, es muy importante, un juego deja de serlo cuando el niño no se divierte.

Por esta razón, debemos tener en cuenta que la propia diversión de nuestros pequeños ha ser una parte muy importante de la base de su educación.

Sed felices 😉



Deja un comentario