Archivo de la categoría: HISTORIA

El Puzzle. Origen, historia y curiosidades

Anuncios

El puzzle es probablemente una actividad educativa que casi todos hemos intentado completar alguna vez, aunque se nos haya quedado incompleto a mitad del camino, bien sea por desidia o por aburrimiento.

El caso es que durante mucho tiempo ha formado parte de nuestra infancia, e incluso para algunos adultos es una afición irremplazable. Descubre cuál es su interesante historia.

Image by Darkmoon_Art from Pixabay

Origen del puzzle

John Spilsbury, un geógrafo y grabador británico, es el inventor del puzzle. Su intención no fue otra que crear un mapa con los bordes fronterizos de los reinos serrados para que los niños aprendiesen la geografía de la época.

La idea se hizo popular entre las élites inglesas, y el bueno de John, viendo la prosperidad del negocio, comenzó a crear disecciones sobre otras zonas geográficas mundiales.

El puzzle en la historia

La popularidad de los puzzles fue en aumento de forma imparable. De hecho, desde el año 1820 se empezó a considerar como un divertido entretenimiento para adultos.

USA y Europa se convirtieron en una zona de expansión abierta para los puzzles a principios del siglo XX. Su integración en la sociedad era paulatina y constante, pero cada vez eran más los adeptos al entretenimiento del momento.

Por aquel entonces se comenzaron a fabricar las piezas con la forma actual. En su momento las figuras que componían los rompecabezas eran bastante irregulares y por lo tanto, las trabas para los participantes también se suponían  aún mayores, algo que por otra parte incrementaba el nivel de interés por el juego.

También se empezaron a fabricar piezas de cartón. El objetivo no era otro que integrar el entretenimiento en la rutina diaria de las clases menos pudientes. Al reducir los costes de fabricación, aquellos que disponían de menores medios económicos también lo pudieron disfrutar.



Algunas curiosidades

Aunque la propia historia de los puzzles está llena de curiosidades y su origen es de lo más peculiar, hay varios datos que no nos dejarán indiferentes. De hecho, el nombre que Spilsbury le dio a su invento fue «mapas diseccionados«.

Durante los años 20, en medio de una de las crisis económicas más importantes de la historia, este juego se convirtió en la estrella del momento. Era una diversión deseada por toda la familia. Un tablero y todos los miembros alrededor tratando de hacer encajar las piezas. Entretenimiento popular de lo más económico.

Aun así el coste era bastante elevado, aproximadamente de unos 5 dólares. Si contamos que el sueldo medio de un trabajador de la época era de unos 50 dólares, las cifras suenan bastante elevadas.

Entre los puzzles más difíciles de la historia podemos encontrar el «Pure Hell» (Puro infierno) de origen japonés, el 1000 colours de Clemens Habicht o la obra «Convergence» de Jackson Pollock. Su complejidad los hace diferentes a los demás y todo un reto para los aficionados a los rompecabezas.

Con más de 40.000 piezas, Guinnes World Records confirma que «Memorable Disney Moments» es el puzzle comercial más grande fabricado en todo el mundo. Aunque hay quienes lo contradicen puesto que en el año 2017 se lanzó al mercado «La vuelta al mundo» con 42.000 piezas.

En definitiva, este entretenimiento histórico que nació como un método educativo para los más pequeños, nunca dejará de sorprendernos. Espero que os haya gustado.

Sed felices 🙂



La Cibeles y los secretos escondidos

Anuncios

Si hablamos de la ciudad de Madrid, podemos decir sin temor a equivocarnos, que La Cibeles es probablemente uno de sus monumentos más representativos. La Diosa forma parte de la imagen principal que la capital le ofrece al mundo y pocos son los turistas que vuelven a sus casas sin una fotografía de ella.

Lo cierto es que además de ser un lugar de concentración neurálgico para los propios madrileños y otros visitantes, también contiene un cúmulo de secretos y curiosidades que muchos desconocen. Algunos de ellos seguro que te sorprenden.


La Cibeles, la casa de los madridistas… y también de los atléticos

¿Creías saberlo todo de la diosa? Pues no. Aunque ahora sería un sacrilegio relacionar a un atlético con la fuente de la Cibeles, este fue un lugar compartido por ambas aficiones para las celebraciones hasta el año 1991, cuando tuvo lugar la final de la Copa del Rey que enfrentó a ambos equipos. Incluso se puede decir que tanto vikingos como colchoneros estuvieron durante un tiempo relacionados con los lugares de celebración del rival, aquí lo explican muy bien. Esto sería algo impensable en los tiempos que corren.

Las Cibeles de Ciudad de México, de Pekín y la de Japón

Ahí lo tenéis amigos. Aunque la diosa Cibeles que preside el Paseo de la Castellana es la original y la más representativa de todas, existen varias réplicas allende nuestras fronteras. Sin ir más lejos, en Ciudad de México existe una réplica exacta que fue donada por una comunidad de españoles que vivía en el lugar. Se hizo con la intención de representar el hermanamiento existente entre ambos pueblos.

Imagen de Carlos Alcazar en Pixabay 
La réplica de Pekín

La hermana cibelina de origen pekinés es de un aspecto bastante más pálido. Situada en el el extrarradio de la ciudad china hay una villa en la que figura una réplica de la diosa. Los constructores decidieron hacerla tras un viaje a Madrid en la que quedaron prendados del monumento.

La Cibeles japonesa

En la ciudad de Shima en la isla de Honshu, reside otra hermana de la estatua capitalina . Dentro de un parque temático llamado Villa España se representan varios aspectos de la cultura de nuestro país y entre ellos figura una reproducción del monumento madrileño.

Entre otras cosas, allí también encontraremos un edificio con el aspecto de nuestra Puerta del Sol e incluso algunos de sus visitantes dicen haber probado unos churros exquisitos.

Aquí te dejo su localización exacta

La Cibeles custodia el oro de los españoles

La cámara acorazada del Banco de España está protegida por una guardiana de primer nivel. En las profundidades de la Cibeles se esconde un conjunto de canalizaciones conocido con el nombre de Las Pascualas o de Oropesa, que se activaría en caso de que algún intruso intente penetrar en los habitáculos del banco.

Así mismo, se dice que es prácticamente imposible salir con vida del lugar en caso de que los mecanismos entrasen en acción. Una muerte agónica y sin escapatoria para quién se atreva a manipular los lingotes de oro que reposan en sus entrañas, entre otras excepcionales reliquias.

Lo que si es seguro y que nadie pone en duda, es la solidez que este sistema de protección ofrece. Su prueba más fiable es que nadie ha osado hacerle frente tras más de siete décadas de existencia.

Escondida en la guerra civil

Daba comienzo el verano de 1937 y los habitantes de la ciudad de Madrid levantaron una estructura de ladrillos que cubría a la diosa para protegerla de los bombardeos. Esta estructura fue cumplimentada con sacos terreros y arena para reforzar su protección ante los más que probables bombardeos.

foto vía http://www.abc.es

Los vecinos, ante aquella atípica imagen decidieron ponerle el dulce mote de «la linda tapada». Un apunte curioso para unos tiempos en los que la crudeza de la guerra se hacía palpable.

foto vía http://www.abc.es

En cualquier caso, la Cibeles seguirá siendo uno de los puntos de encuentro más visitados por los madrileños y un elemento representativo fundamental de Madrid. Un lugar donde la historia y el futuro confluyen para hacer de su presencia un mito.

Sed felices 😉



La historia de la croqueta, una leyenda en la cocina de nuestras abuelas

Anuncios

Aunque la historia de la croqueta da para mucho, para quien les escribe, todo comienza con un recipiente que contenía el relleno de las mismas y que siempre estaba situado estratégicamente en la entrada de la cocina de la abuela.

Si no hubiese sido por aquella fuente de grandes dimensiones que la yaya completaba dejando alrededor tantas cucharillas como nietos tenía, probablemente hoy no estaríamos aquí hablando de esto.

Pero puedo asegurarles que todo el que pasaba por la puerta de aquella humilde cocina, cogía la correspondiente cuchara y daba buena cuenta de la maravillosa receta, que por otra parte se llevó para siempre y nunca pudimos volver a saborear. Como tantas otras cosas.



La historia de la croqueta no tiene un origen claro

La primera receta conocida data del año 1691 y viene de la mano de François Massialot, un chef francés con bastante pedigrí, que entre otras cosas fue el cocinero del Duque de Orleans.

Y resulta curioso saber que las primeras croquetas no estaban hechas de bechamel, eso llegaría mucho más tarde. Su composición inicial era una mezcla de huevo, trufa y carne, que nada tiene que ver con la actual croqueta que conocemos.

Y eso que la bechamel no tiene un origen conocido tampoco, ya que no se supo de su existencia hasta el año 1733, donde se deja ver algo parecido en un recetario escrito en inglés y que algunos han dado en deducir como tal. Como pueden ver la historia culinaria tampoco es exacta pero nunca deja de ser curiosa.

Lo que sí está demostrado es que los cocineros franceses no la utilizan hasta el siglo XVIII como ingrediente de las croquetas. Consiguiendo sin saberlo, la elaboración de uno de los alimentos más nutritivos de la faz de la tierra y más queridos por millones de comensales.



La croqueta española, ¿es la que más mola?

Pues para gustos los colores, como con todo. Lo que sí podemos asegurar es que la receta que ha llegado hasta nuestros días ha obtenido un éxito rotundo, eso es incuestionable.

No sabemos cómo se habrá ido desarrollando todo a la largo de la historia, ya que la primera receta que ve la luz en España consta de arroz, huevo batido, azúcar y pan rallado. Corría el año 1836 y venía escrita en un curioso libro de cocina donde las madres enseñaban a sus hijas pequeños trucos culinarios.

Lo cierto es que la primera vez que aparecen en un menú es en 1812 en el desarrollo de una cena de bienvenida ofrecida para las tropas británicas, que llegaban con la intención de ayudar con la expulsión de Napoleón y los soldados franceses del país.

El nombre de la croqueta

Esto tiene una explicación más concisa. La definición más exacta proviene de la onomatopeya croc que viene a definirse como crujiente.

El nombre exacto es croquette, un pequeño diminutivo de la anterior palabra. Lo cierto es que en España mucha gente sigue pronunciando mal el término croqueta por el de «cocreta», acepción que la RAE todavía no admite.

Homenaje a las abuelas y a sus croquetas

En cualquier caso, fueron nuestras abuelas las que pronunciaban mal la palabra croqueta y que como contrapunto a dicha acción, elevaron a la categoría de delicia este plato.

Para todas ellas mi homenaje en estas líneas.

Sed felices 😉



La leyenda de la Isla del Barón

Anuncios

No hay nada mejor que tener tiempo libre para poder curiosear. Si además te gusta y puedes explayarte sobradamente, la aventura se convierte en un auténtico gustazo. Así discurría mi periodo vacacional hasta descubrir la leyenda de la Isla del Barón.

La historia, completamente desconocida para mi, a pesar de que he visitado la zona en multitud de ocasiones, me obligó a indagar un poco sobre el asunto. Supongo que estas cosas no atraen al dinero y para aquellos que viven de las suculentas rentas del comercio turístico del lugar, no son un relato de gran importancia.

La Isla del Barón

Image by Antonio López from Pixabay

Conocida en el lugar como Isla Mayor o Conejera, es uno de los conos volcánicos que presiden los atardeceres de las playas del Mar Menor. Su situación inigualable, la convierte en una isla llena de misterios cuyas leyendas son acrecentadas dada la inaccesibilidad del lugar, que es de propiedad privada.

Actualmente es un Parque Natural y está protegido por su riqueza ornitológica y gracias a un exclusivo bosque de palmitos único en el mundo. Contiene una colonia ecológica singular, contrastando ampliamente con la explotación urbanísitica en la que se ha convertido La Manga del Mar Menor


El Barón de Benifayó

Don Julio Falcó d’Adda, cuyo título nobiliario era el de Barón de Benifayó, entre muchos otros, nació en Milán en 1834. El Barón poseía una mente abierta y un distinguido instinto aventurero. En los mentideros de la época se decía que coleccionaba amantes y que tuvo diversas relaciones hasta su muerte.

Estando en Madrid, mata al cortesano don Diego de Castañeda tras un duelo en el que pretendía defender el honor de una futura reina de España, María Victoria dal Pozzo della Cisterna. Tras este suceso es condenado en la Isla Mayor, una antigua prisión de la Armada en el Mar Menor.

Fallecería en 1899 a los 65 años, en un palacete construído en San Pedro del Pinatar y que actualmente es conocido como La casa de la Rusa.

La leyenda de la Isla del Barón

Tras cumplir su pena en la Isla Mayor, Julio Falcó d´Adda quedó prendado del lugar y mandó construir un palacete para fijar allí su residencia. En él desarrollaría festejos a la altura de su gran fortuna y a los que asistían invitados de alta alcurnia. Su objetivo no era otro que lucir frente a los demás la maravillosa panorámica que ofrecía la isla.

En una de esas fiestas se enamoró de una joven princesa rusa que procedía de una familia completamente arruinada. En la época no fue una dificultad obtener el beneplácito de sus parientes para poder contraer matrimonio con ella. Con lo que no contaba el Barón era que la joven princesa no quería aquella relación de ninguna de las maneras y que solo había surgido ante la obligatoriedad de sus padres.

La princesa, desesperada por su cruel destino, decide congelar sus sentimientos y su vida discurre caminando desnuda a través de largos paseos nocturnos por la playa de los contrabandistas, que tenían como público la mirada lujuriosa de los pescadores del lugar y otros invitados.

El Barón, mientras tanto, acumula rabia e impotencia ante el desprecio constante de la joven. Esto le sumió en una locura que le impedía aceptar su derrota de forma honrosa. Fruto de esta ira, aprovechó el ruidoso ambiente de una de sus fiestas palaciegas para ir tras la princesa en su paseo nocturno. Así logró asesinarla con ayuda de sus criados, además de esconder el cadaver de tal manera que nunca pudiese ser encontrado. Nadie volvería a ver a la princesa rusa con vida.

El misterio de la Isla del Barón

La leyenda cuenta que el alma enrabietada del Barón todavía permanece entre los muros del ahora viejo palacete que pervive en la isla. Mientras tanto, son muchas las historias de marineros y pescadores que, incluso en la actualidad, aseguran haber visto vagar el alma de la joven princesa rusa sobre las cálidas y tranquilas aguas del Mar Menor.

Sed felices 😉

La historia de la nevera

Anuncios
Imagen de K-H. Leuders en Pixabay

Ya se que para muchos de nuestros lectores la historia de la nevera comenzó el primer día que sacaron una cerveza bien fría de lo más profundo de sus entrañas. Y aunque esta noble acción nos produce una grata sensación ahora que se acercan temperaturas calurosas, es bueno recordar los pasos que nos han llevado hasta aquí.

Para hacerlo, hoy os traigo la historia de un artículo que ya forma parte de la decoración habitual de casi todos los hogares y del que hemos hecho un perfecto servicio en cualquier momento de nuestro día a día. Comenzamos el verano con un post de lo más refrescante…

Persas, egipcios y los inicios de la refrigeración

La civilización persa, que ocupaba posiciones de lo que hoy son paises como Irak e Irán, se dedicó a construir túneles para irrigar los alimentos con el agua que descendía de sus montañas. También edificaban los Yakhchal, una especie de conos arcillosos dedicados a la producción de hielo y a la refrigeración mediante la evaporación.

Estas técnicas no fueron muy populares y no formaron parte del conocimiento de otras sociedades. Asi que el resto seguía haciendo uso de los medios que les proporcionaba la naturaleza para conservar los alimentos.

La historia de la nevera comienza en la antigua Roma

El Imperio Romano, pionero de muchas cosas a lo largo y ancho de toda la historia, no iba a ser menos con la nevera. Y como tal crearon lo que se puede considerar el antepasado de las neveras actuales.

Los neveros artificiales son pozos de diversas medidas que se han excavado en la tierra, y han sido construídos con resistentes muros. Disponían de grietas donde se alojaba la nieve y en las que posteriormente se extraía el hielo. Su finalidad era conservarlo para evitar que el calor lo derritiera y conservar los alimentos o hacer uso del mismo para cualquier utilidad.

En España se conservan neveros artificiales en muy buen estado en diversos puntos del país.

Historia de la nevera actual.

William Cullen, además de tener apellido de vampiro cinematográfico, fue el descubridor de los procesos químicos necesarios para el enfriamiento artificial. Esto facilitó la llegada del frigorífico a nuestras vidas con el paso del tiempo.

Sin embargo, es el ingeniero mecánico Jacob Perkins el considerado inventor de la refrigeración, dado que llegó a patentar centenares de ideas relacionadas con este tema y con el refrigerador propiamente dicho. Así lo demuestra su patente titulada «el Aparato y medios para el hielo productor, y en los fluidos refrescantes» con fecha del 14 de agosto de 1835.



El inventor del frigorífico.

Carl von Linde es el nombre del empresario alemán culpable de que tu cerveza esté a punto justo antes de empezar el partido. Él fue el inventor del frigorífico doméstico tal y como lo conocemos hoy. Lo hizo en el año 1879 y para ello empleó un sistema accionado por una bomba de vapor junto a un circuito de amoniaco.

Años más tarde, se inventaría el frigorífico eléctrico, concretamente en 1923, aunque debido al amoniaco y sus gases, se convirtió en un artefacto peligroso con ciertos riesgos de explosión. Esto se solucionaría en 1930 con la llegada del gas freón.

Curiosamente hay una cosa que los frigoríficos actuales comparten con aquellos artilugios, ahora lejanos en el tiempo. Esto lo podéis comprobar en ese dicho popular que atestigua lo siguiente:

Eres más feo que un frigorífico por detrás

Anónimo

Sed felices 😉

Mickey Mouse y su lado más curioso

Anuncios

Normalmente, cuando se habla de Mickey Mouse, nos viene a la cabeza el entrañable momento de nuestra infancia en el que le descubrimos por primera vez. Pero como ocurre con todos los personajes, también tiene un lado menos conocido lleno de sorprendentes curiosidades.

Hoy, tras ver junto a mi hijo uno de los episodios de su famosa serie televisiva, me pregunté cuál es el éxito de este simpático ratón y la razón por la que después de casi un siglo, sigue siendo uno de los favoritos de los más pequeños.



Mickey Mouse

Hay quien dice que Mickey Mouse representa la personalidad de Walt Disney, algo lógico por otra parte. Su lucha persistente ante las adversidades y una búsqueda constante de soluciones, son el fiel reflejo del carácter de su creador.

Creación y aparición

Steamboat Willie, es un cortometraje sonoro del año 1928. Ese es el momento de la primera aparición de Mickey Mouse. En la representación sale silbando a bordo de un bote de vapor. El guión es desarrollado a pulso por el propio Walt Disney, de esta manera da a conocer los primeros rasgos del admirable animal.

Cabe decir que aunque este fue su debut oficial, el que sería su prototipo había sido presentado previamente en otro cortometraje mudo, en el que Walt Disney fracasó estrepitosamente. Además, el nombre de aquel modelo inicial era Oswald y no era un ratón si no un conejo.

Cuando Walt Disney regresaba a California tratando de digerir su derrota, reaccionó poniendo su inagotable imaginación a trabajar. Fruto de aquella labor, nació Mickey, un adorable ratoncito con cierta similitud a Oswald pero que logró ser muchísimo más carismático que su predecesor.



Las curiosidades de Mickey Mouse

La leyenda que gira en torno a Mickey Mouse es bastante amplia. Y es que sus más de 90 años de edad han dado para largas y asombrosas historias sobre el personaje. Algunas de ellas tan rocambolescas que parecen imposibles.

  • Su nombre inicial era Mortimer, pero Lilian, la esposa de Walt Disney dijo que derrochaba pomposidad y como propuesta le ofreció el de Mickey. Hay quien dice que esto es falso ya que el propio creador nunca lo confesó.
  • Fue el primer dibujo animado que sincronizaba imagen y sonido a la vez. Todo un adelantado a su época.
  • El primer libro de Mickey se publica en el año 1930. Y la primera tira cómica aparece en los diarios con fecha de 13 de enero de 1930.
  • En China se le conoce como Mi Lao Shu, en Suecia como Musse Pigg y en Italia como Topolino.
  • En Rumania fue expulsado de las salas cinematográficas sobre el año 1935. Las autoridades gubernamentales tomaron esta medida debido a que pensaban que el ratón era una imagen diabólica que podía atormentar a los niños y traumatizarlos.
  • El primer objeto de merchandising con la imagen de Mickey fue un reloj.
  • La primera vez que se pudo ver a Mickey Mouse a todo color en una pantalla fue en el cortometraje «The Band Concert», el 23 de febrero de 1935.
  • A lo largo de la Segunda Guerra Mundial, el nombre en clave utilizado para aterrizar era «Mickey Mouse».
  • En la década de los 50, durante la fiesta de Pluto, Mickey aparecía con cejas por primera vez en toda la historia.
  • Los primeros sombreros con sus orejas fueron creados en el año 1955.
  • En 1978, justo en el año en el que se celebraba su 50 aniversario, Mickey recibe una más que merecida estrella de la fama en Hollywood. De esta manera se convertía en el primer ser inanimado en recibirla.



Mickey Mouse y sus curiosidades dentro del mundo Disney

El mundo Disney ha generado una monstruosa factoría de la que se podrían escribir muchas letras. La multitud de personajes creados y el arraigo generado en la población infantil de todo el mundo, tendrían mucho que decir.

He rescatado unas cuantas curiosidades relacionadas con nuestro personaje de hoy que puede que os resulten desconocidas, o por lo menos, algunas de ellas.

Buscando cabezas de Mickey Mouse

A lo largo y ancho de Walt Disney World, hay una innumerable cantidad de Cabezas de Mickey Mouse escondidas. Aquellos que visitan el parque tienen como uno de sus múltiples entretenimientos buscarlas y descubrirlas. Se han de emplear muchas horas en tratar de interpretarlas y encontrar el nuevo camino que les llevará hasta la siguiente. Llegar a ver todas es un auténtico reto muy difícil de llevar a cabo.

Una firma exclusiva

Todos los componentes de los equipos de Disney deben adoptar las personalidades de sus personajes cuando los interpretan, además de sus aptitudes. Esto incluye hasta su escritura y por esta razón, tanto Mickey como el resto de los personajes, tienen su propia firma.

Los intérpretes deben aprender a realizarla y para ello reciben las clases pertinentes. No me quiero imaginar esas agendas donde pone: de 3 a 5 clase de «firmar como Mickey».

El vínculo de Mickey y los parques Disney

Lo que a día de hoy conocemos como el primer Disneyland de la historia, en la cabeza de su creador tuvo otro nombre muy diferente: Mickey Mouse Park. Y es que es innegable pensar en la marca Disney sin que nos venga a la cabeza la imagen de las orejas de nuestro querido ratón.

Sed felices 😉