Archivo de la etiqueta: PESCADORES

La leyenda de la Isla del Barón

Anuncios

No hay nada mejor que tener tiempo libre para poder curiosear. Si además te gusta y puedes explayarte sobradamente, la aventura se convierte en un auténtico gustazo. Así discurría mi periodo vacacional hasta descubrir la leyenda de la Isla del Barón.

La historia, completamente desconocida para mi, a pesar de que he visitado la zona en multitud de ocasiones, me obligó a indagar un poco sobre el asunto. Supongo que estas cosas no atraen al dinero y para aquellos que viven de las suculentas rentas del comercio turístico del lugar, no son un relato de gran importancia.

La Isla del Barón

Image by Antonio López from Pixabay

Conocida en el lugar como Isla Mayor o Conejera, es uno de los conos volcánicos que presiden los atardeceres de las playas del Mar Menor. Su situación inigualable, la convierte en una isla llena de misterios cuyas leyendas son acrecentadas dada la inaccesibilidad del lugar, que es de propiedad privada.

Actualmente es un Parque Natural y está protegido por su riqueza ornitológica y gracias a un exclusivo bosque de palmitos único en el mundo. Contiene una colonia ecológica singular, contrastando ampliamente con la explotación urbanísitica en la que se ha convertido La Manga del Mar Menor


El Barón de Benifayó

Don Julio Falcó d’Adda, cuyo título nobiliario era el de Barón de Benifayó, entre muchos otros, nació en Milán en 1834. El Barón poseía una mente abierta y un distinguido instinto aventurero. En los mentideros de la época se decía que coleccionaba amantes y que tuvo diversas relaciones hasta su muerte.

Estando en Madrid, mata al cortesano don Diego de Castañeda tras un duelo en el que pretendía defender el honor de una futura reina de España, María Victoria dal Pozzo della Cisterna. Tras este suceso es condenado en la Isla Mayor, una antigua prisión de la Armada en el Mar Menor.

Fallecería en 1899 a los 65 años, en un palacete construído en San Pedro del Pinatar y que actualmente es conocido como La casa de la Rusa.

La leyenda de la Isla del Barón

Tras cumplir su pena en la Isla Mayor, Julio Falcó d´Adda quedó prendado del lugar y mandó construir un palacete para fijar allí su residencia. En él desarrollaría festejos a la altura de su gran fortuna y a los que asistían invitados de alta alcurnia. Su objetivo no era otro que lucir frente a los demás la maravillosa panorámica que ofrecía la isla.

En una de esas fiestas se enamoró de una joven princesa rusa que procedía de una familia completamente arruinada. En la época no fue una dificultad obtener el beneplácito de sus parientes para poder contraer matrimonio con ella. Con lo que no contaba el Barón era que la joven princesa no quería aquella relación de ninguna de las maneras y que solo había surgido ante la obligatoriedad de sus padres.

La princesa, desesperada por su cruel destino, decide congelar sus sentimientos y su vida discurre caminando desnuda a través de largos paseos nocturnos por la playa de los contrabandistas, que tenían como público la mirada lujuriosa de los pescadores del lugar y otros invitados.

El Barón, mientras tanto, acumula rabia e impotencia ante el desprecio constante de la joven. Esto le sumió en una locura que le impedía aceptar su derrota de forma honrosa. Fruto de esta ira, aprovechó el ruidoso ambiente de una de sus fiestas palaciegas para ir tras la princesa en su paseo nocturno. Así logró asesinarla con ayuda de sus criados, además de esconder el cadaver de tal manera que nunca pudiese ser encontrado. Nadie volvería a ver a la princesa rusa con vida.

El misterio de la Isla del Barón

La leyenda cuenta que el alma enrabietada del Barón todavía permanece entre los muros del ahora viejo palacete que pervive en la isla. Mientras tanto, son muchas las historias de marineros y pescadores que, incluso en la actualidad, aseguran haber visto vagar el alma de la joven princesa rusa sobre las cálidas y tranquilas aguas del Mar Menor.

Sed felices 😉